01 octubre 2012

Con el poco tiempo que me queda: Cupcakes Selva Negra


Uff! Hacía mucho que no me pasaba el no tener tiempo ni para cocinar.


Desde que empecé el curso la semana pasada, mi tiempo para cocinar se ha reducido un 90%, con deciros que mi novio me va a abandonar por la abuela de Litoral ;)

Aprovechando que ahora no puedo comer más dulces que las mermeladas, compotas y no mucho más, busqué una receta que tuviese los ingredientes en casa (también, porque no tengo tiempo de ir ni a comprar).


Esta receta me lleva llamando la atención mucho tiempo, y sé que es muy común encontrarla en tartas, pero nunca la había visto antes en formato cupcake, aunque ahora es posible encontrar de todo convertido a cupcake.

A la hora de hacerla, no os olvidéis que contiene alcohol, por lo que si tenéis niños podéis sustituirlo por licor sin alcohol de cerezas o simplemente prescindir de este ingrediente, estará igualmente delicioso.


Vamos ya con la receta:

Para unos 6 cupcakes

Para el bizcocho:

1 huevo (tamaño M)
75g de azúcar normal
75g de mantequilla sin sal
75g de harina (yo uso la especial repostería)
30g de cacao en polvo
25g de mermelada de cereza negra
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de Kirsch (al gusto)
1 cucharada de leche
1 cucharada de chocolate negro derretido (opcional)

Para el relleno:

Mermelada de cereza negra


Paso a Paso para los bizcochos

Precalentamos el horno a 160º (con ventilador) 180º (sin ventilador)
En un bol mezclamos la harina, el cacao y la levadura, tamizamos y reservamos
Batimos la mantequilla y el azúcar, cuando estén bien integrados, formando una crema uniforme, añadimos el huevo, batimos hasta que se mezcle.
Añadimos la mezcla de harina, cacao y levadura bien tamizada, mezclamos y añadimos la leche.
Incorporamos la mermelada, mezclamos, añadimos el Kirsch y batimos hasta que se repartan bien.
Si os gusta tanto el chocolate como a mí, podéis añadir la cucharada de chocolate derretido, esto le da un sabor mucho más intenso.
Cuando lo tengamos bien mezclado, lo repartimos en nuestros moldes (normalmente utilizamos una cuchara de bolas de helado, pero como en este caso tenemos que rellenarlos, ponemos la masa en una manga pastelera y en otra aparte la mermelada).
Primero, ponemos aproximadamente un dedo (que cubra bien el fondo) de masa. Continuamos, añadiendo una capa parecida de mermelada.
Finalmente, tapamos nuevamente con la masa, hasta que la mermelada quede totalmente en el centro.
Siempre lo llenaremos 2/3 de la cápsula para que no se nos desborde en el horno.
Lo llevamos al horno durante 20 minutos con calor arriba y abajo.


Para decorar, yo he usado nata montada preparada porque no tenía mucho más tiempo, pero os quedará mucho mejor y más bueno si hacéis vosotros mismos la nata.
Rematáis con un poco de chocolate rallado y… a comer!!


Por cierto, ¿preparados para Halloween? Seguro que ya estaréis viendo que todos mis compis de este dulce mundo ya están poniendo exquisitas recetas de dulces para ese día. Por supuesto, yo también lo estoy preparando.

En el próximo post, os pondré un nuevo tutorial muy relacionado con esa fiesta.

¡Hasta la siguiente entrada!

¡Besos a tod@s!

Magali

2 comentarios:

  1. por diossssssssssss donde está estoooooo que ganas de probarlossssssss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios. Los leo todos así que si tenéis alguna duda os intentaré contestar lo antes posible. También podéis escribirme a través del formulario de contacto que encontrareis en la parte superior a la derecha o en el email: igma_originalcakes@hotmail.com
Besos a todos

Recetas, trucos y todo sobre cupcakes en Madrid © IGMA Original Cakes